q
Nuestro asesoramiento jurídico financiero multidisciplinar a empresas y particulares permite superar un escenario de crisis económica salvaguardando la actividad empresarial y protegiendo el patrimonio.
SUSCRÍBASE A NUESTRA NEWSLETTER

ASESORAMIENTO MERCANTIL

Un adecuado asesoramiento legal desde la configuración inicial de su empresa hasta su disolución o venta, pasando por el tratamiento especializado de todas las vicisitudes jurídicas que pueden afectarle en el día a día, conllevará la correcta identificación de riesgos y su control jurídico en beneficio de la propia empresa y sus socios promotores.

Conozca, a continuación, los principales ámbitos de actuación en los que podemos acompañarle para un correcto asesoramiento mercantil en la gestión diaria de su empresa:

Constitución de sociedades

El inicio de una actividad empresarial requiere la adopción de una estructura jurídica óptima para su correcta explotación y control de riesgos. Es por ello que debe analizarse, en cada caso, la oportunidad de canalizar la actividad que se desea llevar a cabo bien a través de una figura societaria simple, o bien a través de un grupo de sociedades.

 

La existencia de sociedades de responsabilidad limitada, sociedades anónimas, cooperativas, sociedades profesionales, grupos de sociedades, etc., obliga a analizar las ventajas e inconvenientes de cada modalidad societaria al tiempo de seleccionar la más adecuada para cada supuesto concreto.

 

Más aún, el diseño de su funcionamiento a través de los estatutos sociales, pactos entre socios, protocolos familiares y demás acuerdos parasociales, permitirá que todos los intereses en juego confluyan en un acuerdo de voluntades que facilite la gestión diaria de la empresa y se anticipe a los riesgos futuros que pudieran perjudicar el correcto funcionamiento de la empresa.

 

Consulte a nuestros profesionales para un adecuado asesoramiento jurídico en la creación y puesta en marcha de su empresa.

Asistencia jurídica a los órganos societarios

La vida diaria de una sociedad mercantil se estructura en torno a las funciones del órgano de administración y las competencias de la Junta General, existiendo una correlación entre ambas instituciones que regula el devenir de la empresa en el tiempo.

 

La existencia de una configuración jurídica de los deberes que ostentan los miembros del órgano de administración, unido al régimen de responsabilidad personal de los mismos en caso de incumplimiento, obliga a contar con un asesoramiento legal adecuado en la toma de decisiones por su parte que puedan tener trascendencia jurídica en el seno de la sociedad mercantil.

 

Asimismo, los socios y accionistas de las sociedades mercantiles ostentan derechos y obligaciones legalmente configurados, cuya correcta ejecución les permitirá un apropiado control de su inversión y la obtención de información suficiente para la adopción de acuerdos.

 

Consúltenos para obtener un asesoramiento específico en su condición de miembro del órgano de administración de una sociedad mercantil, así como para el ejercicio de sus derechos como socio o accionista de la misma.

Contratación mercantil

La negociación de contratos, así como su reclamación extrajudicial o judicial, constituye una práctica habitual en el asesoramiento jurídico de toda empresa, en la que debe primar la prevención y solución amistosa frente al ejercicio de las acciones legales procedentes en cada caso.

 

Un adecuado asesoramiento en la negociación y redacción de un contrato mercantil puede permitir que los intereses de la empresa se encuentren debidamente protegidos ante eventuales incumplimientos de la contraparte. En este sentido, contratos de compraventa, colaboración, distribución, de obra o sectoriales, entre otros, pueden incluir un amplio abanico de cláusulas que logren dar una respuesta anticipada a futuros riesgos de incumplimiento.

 

En los casos de contratos de adhesión, como pueden ser los derivados de la contratación bancaria, de seguro o de franquicia, así como en el ámbito de la contratación con la administración, el análisis detallado de su contenido e interpretación jurisprudencial con carácter previo a su firma conllevará un completo conocimiento de los términos contractuales previstos para la correcta toma de decisiones.

 

Consúltenos acerca de cualquier modalidad contractual que vaya a suscribir en su empresa para un asesoramiento específico respecto a su negocio.

Propiedad industrial e intelectual

La correcta protección y defensa de la actividad comercial de la empresa y del profesional requiere un asesoramiento específico en el ámbito de la propiedad industrial e intelectual, debiendo actuar desde un punto de vista preventivo, mediante la adecuada protección registral de sus intereses, así como defensivo, acudiendo a la vía administrativa y judicial en caso de vulneración de sus derechos.

 

En este sentido, cabe citar como objeto de protección las patentes de invención, los modelos de utilidad, los modelos y dibujos industriales, las marcas y otros signos distintivos, las obtenciones vegetales, las topografías de productos semiconductores y los certificados complementarios de protección de medicamentos y de productos fitosanitarios. Asimismo, los derechos de autor y derechos conexos, vinculados a novelas, obras de teatro, películas, programas informáticos, bases de datos, composiciones musicales, pinturas y otros constituyen objeto de protección en este ámbito.

 

Consúltenos para cualquier actuación que requiera en el ámbito de la propiedad industrial e intelectual de su actividad empresarial o profesional.

Modificaciones estructurales

En ocasiones, el devenir de una empresa requiere la reorganización o reestructuración de su configuración jurídica, debiendo acometerse alguno de los procesos legalmente establecidos para su ejecución en función de la modalidad concreta de que se trate.

 

Así, los procesos de fusión, escisión, segregación o cesión global de activo y pasivo constituyen operaciones de modificación estructural cuya razón de ejecución puede venir dada por una reorganización de actividades, una voluntad de transmisión de una rama de negocio o una reestructuración empresarial.

 

La especial relevancia de las implicaciones societarias, contractuales, fiscales y laborales que tales modificaciones pueden llevar aparejadas aconsejan una planificación jurídica adecuada que anticipe los efectos derivados de las mismas y garanticen una correcta ejecución.

 

Consúltenos para el análisis previo y ejecución de las modificaciones estructurales que proponga llevar a cabo en su empresa para un correcto asesoramiento legal en su planificación y desarrollo.

Compraventa de empresas (M&A)

Los procesos de adquisición de empresas cuentan con una dilatada práctica jurídica y empresarial que ha puesto de manifiesto la amplitud de cuestiones que deben ser debidamente tratadas, desde la constatación del interés por la adquisición, hasta la consecución del acuerdo y su ejecución.

 

Tanto desde la posición del vendedor como del comprador, el asesoramiento legal en la compraventa de empresa debe perseguir una identificación y distribución de los riesgos para la consecución del acuerdo, a cuyo fin habrán de sucederse los tratos preliminares, cartas de intenciones, due diligence legal y ofertas vinculantes hasta la culminación del acuerdo.

 

La elección de la vía más apropiada para llevar a cabo la adquisición, pudiendo optar entre la transmisión íntegra de una sociedad o la cesión total o parcial de sus activos y pasivos, junto con la posibilidad de llevar a cabo una modificación estructural como mecanismo para articular la operación, debe integrar ineludiblemente el contenido del asesoramiento legal que se ha de dispensar en los procesos de compraventa de empresa, dadas las implicaciones mercantiles, fiscales y laborales que se derivan de las diversas modalidades existentes.

 

Consulte a nuestros profesionales acerca de su voluntad de compra o venta de una empresa concreta para un completo asesoramiento legal con respecto a su operación.

Disolución y liquidación de sociedades

La decisión acerca de disolver una sociedad mercantil conlleva la necesidad de iniciar un proceso que se inicia con la manifestación de voluntad de la Junta o Asamblea General de proceder a su disolución. Ello supone el nombramiento de un liquidador que habrá de llevar a cabo las operaciones de liquidación procedentes, salvo que se trate de una disolución sin liquidación por transmisión en bloque de activos y pasivos a otra sociedad.

 

Tales gestiones de índole societario, notarial y registral deben contar con un asesoramiento legal apropiado en orden a evitar impugnaciones de terceros, por vulneración material de sus derechos o incumplimiento de las formalidades legalmente previstas para su ejecución.

 

Consúltenos para planificar y ejecutar el proceso de disolución y liquidación de su sociedad mercantil.

Contáctenos sin compromiso para valorar su situación.

LLÁMENOS