q
Nuestro asesoramiento jurídico financiero multidisciplinar a empresas y particulares permite superar un escenario de crisis económica salvaguardando la actividad empresarial y protegiendo el patrimonio.
SUSCRÍBASE A NUESTRA NEWSLETTER

La inmobiliaria de Marina d’Or prevé superar el concurso de acreedores a través de un convenio con sus acreedores

El conglomerado empresarial en torno a Marina d’Or se halla inmerso en una situación llena de contrastes. La actividad que hizo popular al complejo en Oropesa (Castellón), la promoción inmobiliaria, se encuentra prácticamente paralizada y continúa generando cuantiosas pérdidas, mientras que el negocio turístico ligado a sus hoteles sigue en pleno auge.

Comervi, la inmobiliaria propiedad del fundador y dueño de Marina d’Or, Jesús Ger, cerró 2016 con unas pérdidas de 9,96 millones de euros según revelan las cuentas anuales. La empresa se encuentra en concurso de acreedores desde 2014 y acumula una deuda concursal de 194,9 millones en un proceso que se ha alargado más de la cuenta por las impugnaciones de los acreedores.

El pasado mes de febrero el juzgado mercantil de Castellón daba por finalizada la fase común, pero aún no ha fijado una fecha para la junta de acreedores que debe resolver definitivamente si la sociedad va a liquidación o no.

CoMerVi, Comercializadora Mediterránea de Viviendas SA

La sociedad aglutina buena parte de los activos inmobiliarios de Marina D’Or. En sus cuentas anuales depositadas en el Registro Mercantil, la empresa explica que ya tiene una hoja de ruta definitiva para superar la suspensión de pagos y que espera recibir el visto bueno de los acreedores en lo que resta de 2017.

El administrador concursal emitió el informe definitivo en pasado 4 de agosto de 2016 en el que incluía una propuesta de acuerdo que contempla la condonación o quita de parte de la deuda, fortaleciendo la hipótsis de una posible salida del concurso a través de la firma de un convenio con los acreedores, con su correspondiente quita, que haga viable la continuidad de la sociedad dominante y del grupo.

La memoria de la compañía dice que el plan de negocio que está desarrollando la sociedad dominante y que contempla un relanzamiento de las ventas de viviendas a partir de 2017 hace que el administrador único estime que se alcanzará dicho acuerdo, a ser posible, este mismo año. Ello supondría que Comervi saliera del concurso más de tres años después de haber iniciado su suspensión de pagos.

Al cierre del pasado ejercicio 2016 las cuentas consolidadas de Comervi cifraban la deuda concursal en cerca de 195 millones de euros, de los que alrededor de 105 correspondían a entidades financieras, 64 millones a administraciones públicas y 20 millones a empresas vinculadas.

Comervi ha alcanzado un acuerdo con la Agencia Tributaria para la refinanciación de un pasivo de 42,4 millones de euros, lo que supone un buen precedente de cara a la firma del convenio con el resto de acreedores.

Este acuerdo contempla el fraccionamiento del importe en cuotas mensuales a intereses de mercado hasta el año 2021.

 

Fuente: Expansión y Valencia Plaza


LLÁMENOS