q
Nuestro asesoramiento jurídico financiero multidisciplinar a empresas y particulares permite superar un escenario de crisis económica salvaguardando la actividad empresarial y protegiendo el patrimonio.
SUSCRÍBASE A NUESTRA NEWSLETTER

Concurso necesario de VGO 2000, sociedad principal del grupo inmobiliario García Ojeda

El juez acepta la solicitud de concurso necesario admitiendo así la insolvencia solicitada por las hermanas Pastor, que compraron dos créditos de VGO 2000 con CaixaBank al asegurar que no hay ninguna norma jurídica que prohíba que una persona pueda adquirir un crédito para después instar el concurso necesario del deudor.

El mercantil número 3 acaba de declarar el concurso necesario de la principal sociedad del grupo inmobiliario Garcia Ojeda, VGO 2000.

La sociedad que entró junto a Cleop en Urbem a través de Inversiones Mebru en 2006, lo que ha desatado desde entonces una larga batalla por el control de la promotora en medio de la cual tanto Urbem como Cleop se vieron inmersas en sus propios concursos.

Un concurso necesario instado por Vicenta y Maribel Pastor, hijas del fundador y administrador de Urbem, José Pastor, que se convirtieron en acreedoras de la firma al adquirir dos créditos morosos de CaixaBank con Inversiones Mebru, con los que la firma de Cleop y VGO 2000 compraron las acciones de Urbem y de los que ambas firmas son fiadores.

VGO2000 rechazó la solicitud del concurso necesario alegando falta de legitimación, fraude de ley y ejercicio antisocial del derecho o de abuso de derecho.

Sin embargo, el magistrado del Juzgado Mercantil número 3 ha desestimado esos argumentos.

Según el auto en que se aprueba el concurso “no hay ninguna norma jurídica que prohíba que una persona pueda adquirir un crédito para después instar el concurso necesario del deudor”.

El juez reconoce que existe un conflicto más amplio y que otros juzgados tienen abiertas causas, pero considera que en este caso lo que debe determinarse es si hay insolvencia y que además la declaración de concurso no afecta a la participación y los derechos políticos que VGO 2000 pueda tener en Urbem.

El juez reconoce que si se llega a la liquidación de VGO quienes han instado el concurso puedan hacerse con las acciones que posee de Urbem, lo que por otra parte la propia familia Pastor ha declarado que es su intención con la compra de los créditos.

Pero el magistrado también deja claro que ese proceso ni es inmediato ni automático.

También apunta que no necesariamente en caso de liquidación las acciones tienen por qué pasar a manos de las hermanas Pastor ya que “la parte concursada siempre podrá aportar a alguien que pueda ofrecer más precio por ello”.

Para el juez hay evidencias de insolvencia ante la falta de pago de las deudas que VGO tiene reconocidas “con una pluralidad de administraciones públicas”.

La propia Agencia Tributaria ha incluido a VGO 2000 en la lista de los acreedores que superan el millón de euros al fisco por una deuda de 11,53 millones de euros.

Precedente de un concurso “culpable”

Curiosamente VGO estuvo a punto de entrar en concurso en 2010, tras solicitar el preconcurso, pero logró un acuerdo con los bancos.

El grupo inmobiliario promovió y fue dueño del hotel Parque Central que acabó en manos de Banco de Valencia y Sareb por los impagos.

Otra de sus sociedades, Valenciana de Confort, no pudo evitar el concurso y de hecho fue calificado como culpable.

En la sentencia de calificación se condenaba a la inhabilitación durante 5 años para administrar empresas a Vicente García Ojeda y a la propia sociedad VGO, además de a la cobertura parcial del déficit concursal, en la cuantía de 11,38 millones.

 

Fuente: Expansión Valencia