q
Nuestro asesoramiento jurídico financiero multidisciplinar a empresas y particulares permite superar un escenario de crisis económica salvaguardando la actividad empresarial y protegiendo el patrimonio.
SUSCRÍBASE A NUESTRA NEWSLETTER

Grupo Armacentro: declaradas en concurso 28 sociedades de Madrid

El Juzgado Mercantil número 1 de Madrid ha declarado el concurso de 28 compañías de Grupo Armacentro.

El conglomerado empresarial tiene su sede central en Camarma de Esteruelas, Madrid.
Se dedica al sector de la promoción inmobiliaria​ y la construcción, especialmente en armaduras pasivas de acero para hormigón estructural, conocidas en el sector como ferralla.

Entre las empresas declaradas en concurso están las siguientes:
Armacentro, Armaduras del Sur, Armalla, Corberá de Promociones Mediterráneas, Global Omans Investments, I tek Global Ferrallas de Acero, I Tek Inversiones y Sistemas, Palamós de Desarrollos Urbanos, Promociones Euro Forum, Promolux Real Estate y Teksitrans. También hay dos cuyo domicilio se encuentra en la Diagonal de Barcelona, tituladas El Pont de Desarrollos Urbanos y Promhogar Mediterráneo. I Tek Inversiones y Sistemas es la sociedad matriz del grupo empresarial.

El activo de esta compañía se cifra en 63 millones de euros, mientras que su endeudamiento alcanza los 150 millones.

I Tek Inversiones tiene suministrados numerosos créditos a su parque de filiales. Debido al deterioro de éstas, el año pasado I Tek sufrió unas pérdidas de 353 millones, resultado que deja sus fondos propios en un abultado saldo negativo de 153 millones.

En 2012, cuando I Tek Inversiones y Sistemas suscribió su primer acuerdo de refinanciación con las entidades financieras, cedió a la exigencia de los bancos que requerían una aportación de los socios de 120 millones.

Un año después, en plena crisis inmobiliaria, el mercado se había deteriorado y el grupo tuvo que recurrir nuevamente a la banca para una mejora de los plazos, pero no hubo acuerdo, por lo que la sociedad matriz solicitó el preconcurso. Poco tiempo después cerró con los acreedores la reestructuración del pasivo, evitando el concurso voluntario.

En 2015 la deuda financiera se convirtió en un préstamo participativo, por lo que en 2016 se negoció nuevamente con la banca una mejora en las condiciones de sus deudas, pero el deterioro general de las cuentas del grupo han llegado hasta la actual situación, en la que han solicitado concurso voluntario de 28 sociedades filiales en Madrid.

 

Fuente: Crónica Global 


LLÁMENOS