q
Nuestro asesoramiento jurídico financiero multidisciplinar a empresas y particulares permite superar un escenario de crisis económica salvaguardando la actividad empresarial y protegiendo el patrimonio.
SUSCRÍBASE A NUESTRA NEWSLETTER

Nostrum presenta concurso de acreedores

Home Meal Replacement, la empresa propietaria de la cadena de comida preparada Nostrum, ha presentado concurso voluntario de acreedores y ha cesado a su fundador como presidente y consejero delegado.

La compañía, que había presentado el preconcurso el pasado mes de octubre de 2018 con una deuda a corto plazo de unos 10 millones de euros, ha tomado esta decisión ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo con sus acreedores, según ha comunicado al supervisor bursátil.

Ante esta situación, las acciones de la compañía han quedado suspendidas de contratación en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), donde cotiza.

Home Meal dobló sus pérdidas en 2017 y acabó el ejercicio con unos números rojos de 3,46 millones de euros, frente a los 1,52 millones de pérdidas de 2016.

La sociedad llevaba además más de un año inmersa en el lanzamiento de su propia criptomoneda, denominada Meal Token.

El objetivo del grupo catalán era captar 50 millones de euros a través de esta oferta inicial de moneda para financiar su plan de expansión, que preveía pasar de los 130 establecimientos actuales a los 800 en toda Europa en un plazo de cinco años.

El lanzamiento de esta criptomoneda, sin embargo,no ha podido concretarse ante la compleja situación económica en la que se encuentra la compañía.

Fuente: EFE

El preconcurso

En octubre de 2018 la empresa solicitaba el preconcurso para disponer del plazo de hasta 4 meses de negociación de su deuda financiera, para la que ya tenía un acuerdo inicial que finalmente no salió adelante.

Home Meal Replacement, presentó el preconcurso de acreedores después de que una de sus entidades acreedoras decidiera embargar sus cuentas y ante la empresa ha dado este paso ante la imposibilidad de cerrar un acuerdo con nueve entidades financieras y tenedores de deuda.

La deuda ascendía entonces a 10 millones euros -repartidos en 3,7 millones de deuda bancaria y 6,3 millones en pagarés-, con un vencimiento de 6 años y otro de carencia. El acuerdo estaba a punto de firmarse y se canceló a última hora.

Leer más…[+]