q
Nuestro asesoramiento jurídico financiero multidisciplinar a empresas y particulares permite superar un escenario de crisis económica salvaguardando la actividad empresarial y protegiendo el patrimonio.
SUSCRÍBASE A NUESTRA NEWSLETTER

Adquisición de la unidad productiva de la firma de moda Caramelo

Un empresario gallego rescata la firma de moda Caramelo por medio millón de euros.

La firma de moda Caramelo continúa con su actividad tras haber sido adquirirda por un empresario gallego por medio millón de euros.

La sociedad Kosu Nuno se ha hecho con la compañía después de casi un año desde que se subastó para liquidar sus deudas, en el marco de un procedimiento concursal.

En julio de 2017, Postquam Cosmetics, un grupo dedicado a la estética y con sede en Valladolid, se la adjudicó por 505.000 euros en una subasta a la que se presentó sin estar convocado.

Medio año después, una sentencia del Juzgado de lo Mercantil número 2 de A Coruña declaraba nula la compra.

Este pasado 4 de junio el juzgado ratificaba su decisión, desestimando el recurso presentado por Postquam Cosmetics y proclamando como comprador legítimo a Kosu Nuno, que realizó la segunda mejor oferta, de 500.000 euros, por la firma de moda.

Aunque la identidad del nuevo propietario de Caramelo no trascenderá hasta que la sentencia sea firme, según la abogada de Kosu Nuno, la compañía “tiene toda la intención de cumplir la oferta. Ya tiene la primera colección preparada y ha nombrado una directora creativa”.


Una marca con historia

Caramelo, fundada en 1969 por José Antonio Caramelo y Luis Gestal en A Coruña, comenzó fabricando prendas impermeables, para después dar el paso a lanzar sus propias marcas de ropa: los pantalones Tommy Harrods, las cazadoras Chelton o las camisas Yale.

El negoció prosperó y en 1984 se creó la marca Caramelo como tal.

Durante las siguientes dos décadas, se convirtió en una imagen icónica de la moda gallega e, incluso, llegó a abrir tiendas en varios lugares de España, como en la prestigiosa calle Serrano de Madrid.

Con la llegada de la crisis económica y el cambio ed paradigma en el sector textil y comercial, las ventas se desplomaron y, en junio de 2007, Caramelo vendió casi la mitad de sus participaciones.

Tras varios ERE y un concurso de acreedores, en 2016 anunció su liquidación. A principios de 2017 cerró su última tienda, en A Coruña.

Sin embargo, gracias a la oferta de compra de la unidad productiva contemplada en la Ley Concursal, Kosu Nuno podría rescatar a esta mítica marca devolviendo así a la capital gallega uno de sus escaparates más emblemáticos.

 

Fuente: Business Insider