q
Nuestro asesoramiento jurídico financiero multidisciplinar a empresas y particulares permite superar un escenario de crisis económica salvaguardando la actividad empresarial y protegiendo el patrimonio.
SUSCRÍBASE A NUESTRA NEWSLETTER

ASESORAMIENTO TRIBUTARIO

En la actividad diaria de las empresas y la realización de operaciones, la planificación fiscal y la optimización del coste tributario desempeñan un papel determinante del asesoramiento legal.

Más aún, la diversidad de tributos existentes en nuestra legislación, así como la concurrencia de diversos territorios con importantes consecuencias a efectos de determinar la tributación de las empresas que operan a escala nacional e internacional, debe llevarlas a prestar especial consideración a la fiscalidad de sus actividades y operaciones.

En consecuencia, mostramos a continuación las principales áreas de actuación a disposición de su empresa en el ámbito del asesoramiento tributario:

Planificación fiscal

La anticipación en la valoración de la tributación asociada a una actividad empresarial, así como a la realización de una operación singular, permite a la empresa contar con la información necesaria para la adecuada toma de decisiones.

 

En este sentido, la planificación fiscal de la actividad corriente debe abordar la valoración del coste tributario asociado a un resultado empresarial, la identificación de los incentivos y bonificaciones fiscales disponibles para su ejecución en tiempo y forma, así como la optimización del coste tributario para el socio o accionista, en función de cada caso concreto.

 

Asimismo, la planificación fiscal de una operación singular debe permitir el análisis de las diversas vías alternativas de llevar a cabo una operación, a fin de conocer el coste tributario asociado a la misma en sus distintas modalidades.

 

Consúltenos para llevar a cabo la planificación fiscal de su actividad empresarial, así como de sus operaciones, a fin de facilitarle la toma de decisiones en su empresa.

Tributación directa e indirecta

Los diversos impuestos que gravan la actividad empresarial y profesional, tanto en el ámbito estatal como autonómico y local, obligan a una constante actualización respecto a la normativa que los regula y las constantes modificaciones que se aprueban.

 

Por ello, un conocimiento exhaustivo de la aplicación en cada caso de la tributación directa (impuesto sobre la renta de las personas físicas, impuesto sobre la renta de los no residentes, impuesto sobre sociedades, impuesto sobre sucesiones y donaciones e impuesto sobre el patrimonio) e indirecta (impuesto sobre el valor añadido, impuesto general indirecto canario, impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, impuestos especiales y aduanas) permite a la empresa anticiparse al conocimiento de la fiscalidad asociada a sus actividades y operaciones, optimizando el coste tributario y evitando la imposición de sanciones.

 

Consúltenos para un adecuado cumplimiento de sus obligaciones tributarias y la obtención de un asesoramiento legal específico en sus relaciones con la administración.

Procedimientos de comprobación e inspección

En el ámbito de los procedimientos de la administración tributaria cabe destacar los de comprobación e inspección por su potencial relevancia en la gestión diaria de la empresa.

 

Así, los procedimientos de comprobación tienen por objeto los actos, elementos y valoraciones consignados por los obligados tributarios en sus declaraciones. Por su parte, la investigación (inspección tributaria) tiene por objeto descubrir la existencia, en su caso, de hechos con relevancia tributaria no declarados o declarados incorrectamente por los obligados tributarios.

 

Dada la regulación de tales procedimientos, a efectos de establecer el alcance de los mismos, la documentación requerida y las formalidades a las que deben someterse, resulta aconsejable dotarse de un asesoramiento legal específico durante su tramitación.

 

Consúltenos en caso de precisar asesoramiento específico en relación a cualquiera de los procedimientos tributarios actualmente existentes.

Aplazamientos y fraccionamientos

Cuando el obligado tributario no pueda cumplir de forma transitoria con el pago de la deuda contraída con la administración, cabe solicitar el aplazamiento o fraccionamiento del mismo, siempre y cuando se cumplan las condiciones previstas en su normativa reguladora. A este respecto, es preciso presentar la solicitud correspondiente en los plazos determinados legalmente, a la cual debe acompañarse la documentación acreditativa del cumplimiento de las referidas condiciones.

 

En caso de resultar denegado el aplazamiento o fraccionamiento, cabe igualmente negociar una forma de pago adecuada mediante acuerdos singulares con la administración.

 

Consúltenos su caso particular a fin de informarle en detalle de la posibilidad de aplazamiento o fraccionamiento del pago de sus obligaciones tributarias.

Derivación de deudas tributarias

Ciertas situaciones de hecho u operaciones empresariales pueden conllevar una derivación de deudas tributarias por sucesión con la consecuencia de imputar la responsabilidad de pago al sucesor, debiendo éste asumir la deuda del inicial obligado tributario.

 

Así, cabe destacar los supuestos de derivación de deudas tributarias a los administradores de la sociedad deudora o a las empresas que sucedan en la actividad de dicha sociedad, en cuyo caso se iniciará el procedimiento administrativo correspondiente, a fin de determinar, en su caso, la concurrencia del hecho que habilite la derivación.

 

Por ello, un asesoramiento legal preventivo puede permitir a administradores y empresas anticiparse a la concurrencia del hecho que habilite tal derivación, sin perjuicio de su posible defensa una vez iniciado el procedimiento.

 

Consúltenos su caso particular para evitar que concurra el hecho determinante de la derivación o asumir su defensa si ya consta notificado el procedimiento.

Contáctenos sin compromiso para valorar su situación.