q
Nuestro asesoramiento jurídico financiero multidisciplinar a empresas y particulares permite superar un escenario de crisis económica salvaguardando la actividad empresarial y protegiendo el patrimonio.
SUSCRÍBASE A NUESTRA NEWSLETTER

Fagor CNA plantea una propuesta de convenio con quitas del 70% sobre un pasivo de 100 millones

La propuesta de convenio está condicionada al mantenimiento de la marca de línea blanca. Edesa Industrial gestiona la marca y parte de los activos de la extinta Fagor Electrodomésticos y la cooperativa propietaria del logotipo quiere retirarle el permiso para su uso.

En el marco del procedimiento concursal, se ha presentado una propuesta de convenio con quitas del 70% sobre una deuda que supera los 100 millones, así como con una espera del pago del 30% restante diferido a lo largo de los próximos años.

Esta propuesta está ligada a que Fagor CNA, el nombre comercial de Edesa Industrial, pueda seguir utilizando en el mercado de línea blanca la marca Fagor.

Para la aprobación del convenio de acreedores es necesaria la aceptación por parte de una mayoría de éstos, por lo que es una ventaja significativa para el proceso que tramita el Juzgado de lo Mercantil número 1 de San Sebastián, que el grupo catalán CNA, único accionista de Edesa Industrial, concentre cerca de la mitad del pasivo total.

Los detalles se conocerán cuando se haga público el listado concreto de acreedores y la deuda de cada uno en el informe que emitirá la administración concursal.

Fagor S. Coop, una cooperativa de segundo grado que está participada por otras cooperativas integradas en Corporación Mondragón, es la propietaria de la marca Fagor. Esta empresa de economía social ha presentado en el juzgado una demanda para que Edesa Industrial no pueda seguir utilizando la marca Fagor, ya que entiende que ha habido un incumplimiento reiterado de los compromisos de pago y de mantenimiento del empleo.

En este último aspecto, el plan de CNA con el que se adjudicó los activos de Fagor Electrodomésticos en 2014 incluía que este año la empresa contaría con 690 empleados y el próximo con 703. La realidad es que ha despedido a 141 y de momento tan solo 163 operarios siguen en plantilla, muchos de ellos afectado por un ERE de suspensión de contratos.

 

Fuente: Cinco Días