q
Nuestro asesoramiento jurídico financiero multidisciplinar a empresas y particulares permite superar un escenario de crisis económica salvaguardando la actividad empresarial y protegiendo el patrimonio.
SUSCRÍBASE A NUESTRA NEWSLETTER

El juez anula la venta de la unidad productiva de Caramelo

La fabricante Post Quam Cosmetics se ha quedado sin la marca de moda ‘Caramelo’, que le había sido adjudicada en primera instancia, el pasado otoño, al prosperar el recurso presentado ante el Juzgado Nº 2 de A Coruña por la también textil Kosu Nuno, vinculada al empresario Manuel Bolaño Gómez, alegando que la primera no podía presentarse en la subasta.

La adquisición de la marca ‘Caramelo’ suponía para Post Quam su entrada en el segmento de la moda, dentro de lo que fue señalado en su día por la compañía como un crecimiento natural complementario al mundo de la cosmética, en el que se mueve en la actualidad, y esperaba mantener los estándares de calidad inherentes a la marca, y fruto de una filosofía basada en la confección de las prendas en territorio nacional, en su mayor parte en Galicia, manteniendo así el arraigo existente entre esta comunidad y la marca.

Sin embargo, el juzgado de A Coruña ha declarado nula la adquisición de la compañía gallega por parte de la empresa vallisoletana Postquam efectuada el pasado octubre, al considerar que no cumplió los plazos para presentarse a la puja. Postquam ya ha anunciado que apelará la decisión judicial.

En su lugar, el tribunal ha adjudicado la empresa a Kosu Nuno, sociedad del diseñador gallego Manuel Bolaño, quien efectúo la segunda oferta más alta por Caramelo. Sin embargo, el diseñador podría haber declinado.

La puja de Postquam superaba en cinco mil euros a la presentada por Kosu Nuno. El resto de participantes en la subasta de Caramelo fueron Roberto do Rego, que pujó con cerca de 480.000 euros, Kangaroos, con 468.000 euros y la empresa Transfleet Europa, con 362.000 euros.

Caramelo fue a liquidación en noviembre de 2016, tres años después de superar el concurso de acreedores, por no haber podido cumplir con el convenio de acreedores pactado con anterioridad.

La empresa, participada entonces en un 93% por Inveravante y en un 7% por la Xunta de Galicia, cerró su ejercicio 2014 con unas ventas de trece millones de euros.

 

Fuente: Moda.es y Alimarket

 



LLÁMENOS