q
Nuestro asesoramiento jurídico financiero multidisciplinar a empresas y particulares permite superar un escenario de crisis económica salvaguardando la actividad empresarial y protegiendo el patrimonio.
SUSCRÍBASE A NUESTRA NEWSLETTER

La inmobiliaria Riofisa suspende pagos

La empresa arrastra un largo periodo de crisis con pérdidas que ascienden a los 573 millones.

Riofisa SAU ha solicitado ser declarado en concurso voluntario de acreedores ante los juzgados mercantiles de Barcelona. No ha venido precedido por el frecuente preconcurso.

Según las últimas cuentas disponibles, el activo se cifra en 58 millones y el pasivo exigible, en nada menos que 317 millonesde euros.

La entidad ha sufrido la constante de los números rojos en los últimos años, por un importe total de 573 millones. Ello provoca que sus fondos propios arrojen un saldo deficitario de 258 millones.

El concurso derivará previsiblemente en la liquidación de la sociedad.

Riofisa posee participaciones en media docena de empresas promotoras, algunas de ellas también incursas en procedimientos judiciales de insolvencia.

El grupo comprende las sociedades de Riofisa Sur, Riofisa Espacios Inmobiliarios, Parque Aqua Mágica, Riofisa Este, Necsa Nuevos Espacios Comerciales, Riofisa Internacional y Riofisa Bulgaria, esta última domiciliada en dicho país del Este europeo.

Dichas participadas se valora tras los deterioros registrados en 2 millones de euros, a pesar de que tiempo atrás dicha valoración alcanzaba los 40 millones de euros.

Riofisa pertenece por entero a la promotora Asentia. Esta compañía fue creada en su día por Inmobiliaria Colonial, con la finalidad de concentrar los activos tóxicos, sobre todo suelos y promociones, que su balance albergaba.

Posteriormente, Colonial traspasó Asentia a fondos internacionales, entre ellos Davidson Kempner Capital Management, Crédit Agricole, Brookfield Asset Management, Colony Capital e ING Corporate Investment.

Tras el resurgir del sector, Asentia posee hoy una de las mayores carteras de suelo del país, concentrada sobre todo en Barcelona, Madrid y Sevilla.

 

Fuente: Crónica Global