q
Nuestro asesoramiento jurídico financiero multidisciplinar a empresas y particulares permite superar un escenario de crisis económica salvaguardando la actividad empresarial y protegiendo el patrimonio.
SUSCRÍBASE A NUESTRA NEWSLETTER

La recuperación de CEL tras la venta de su unidad productiva a Lucart

CEL volverá a producir papel en febrero y elevará la plantilla activa a 75 personas. Los restantes cien trabajadores seguirán en ERE a la espera de que Lucart incremente la producción a lo largo del año.

El administrador concursal de CEL ultima el cambio de dirección a manos de la firma adquierente de la unidad productiva del grupo papelero, Lucart, que podría abandonar el concurso de acreedores antes de que acabe el mes.

La dirección de Lacart tiene previsto reanudar la producción de manera inmediata, saliendo así del ERE de suspensión entre 25 y 30 trabajadores que se sumarán al medio centenar que está en activo actualmente. El resto de la plantilla deberá esperar a un posible incremento de la producción a lo largo del año.

Lucart ha citado a los representantes de los trabajadores del grupo CEL para trasladar sus intenciones a partir de la idea inicial de retomar la producción de papel al ralentí con unas 5.000 toneladas anuales, la tercera parte de lo normal, para ir incrementando progresivamente la carga de trabajo.

En estos momentos se mantiene operativa la planta de Artziniega, y en esta únicamente el área de jabones. Esta actividad, junto al transporte y mantenimiento, ha permitido seguir trabajando a cerca de 50 personas durante los meses en los que se terminaba de concretar la adquisición del grupo por parte de Lucart.

El administrador concursal está realizando los últimos trámites administrativos después de que la firma papelera italiana depositara a mediados de mes los algo más de 8 millones por los que compró CEL. Es probable que el juez dé el visto bueno definitivo a la operación antes de que termine enero.

Mantenimiento de la actividad a través de la transmisión de la unidad productiva

La entrada del inversor supuso el mantenimiento de 180 trabajadores de la plantilla, con algunos despidos puntuales y varias decenas de salidas pactadas.

Entre los que se quedan se incluyen algo más de una treintena de empleados que se han acogido al contrato de relevo, con lo que saldrán de la empresa una vez realicen las horas necesarias para cubrir el 15% de la jornada anual.

Quedará así la plantilla en las 145 personas que programó Lucart desde un inicio.

La compra por parte de los italianos, que incluye además rebajas salariales de en torno al 9%, fue aprobada de manera mayoritaria por los trabajadores en noviembre después de que fallaran al menos otros dos inversores que habían mostrado interés en hacerse con el grupo papelero vasco.

Los nuevos propietarios de CEL han transmitido al juez su intención de invertir 20 millones de euros en cinco años para aumentar producción y volver a consolidar su posición en el mercado.

 

Fuente: Deia


LLÁMENOS