q
Nuestro asesoramiento jurídico financiero multidisciplinar a empresas y particulares permite superar un escenario de crisis económica salvaguardando la actividad empresarial y protegiendo el patrimonio.
SUSCRÍBASE A NUESTRA NEWSLETTER

Moltó Reig: Ejemplo de cómo el concurso de acreedores puede salvar la actividad de una empresa

Extinguida la histórica textil Moltó Reig tras salvar la marca y el empleo en el concurso

El Boletín Oficial del Registro Mercantil de Alicante publicaba el 04 de octubre de 2017 el auto de extinción de Moltó Reig S.L., una de las empresas más representativas del sector textil durante los últimos 40 años.
Dedicada al acabado, tintado y el estampado de productos textiles en la localidad de Cocentaina, Alicante, entró en concurso en 2016.

Moltó Reig, alcanzaba en 2015 los 17 millones de euros en ventas, sin embargo, en 2009, tuvo que solicitar concurso voluntario de acreedores, del que salió gracias al acuerdo alcanzado con sus acreedores que preveía una quita del 55% y un plan de pagos diferenciado para proveedores y entidades bancarias, que incluía un período de carencia de cinco años. Transcurrido ese plazo de carencia, sin embargo, la empresa se dio cuenta de que no podía pagar las deudas y tuvo que ir a liquidación.

Durante la fase de liquidación, la empresa alcoyana Life Textiles presentó una oferta en el marco del procedimiento concursal para adquirir la unidad productiva de la firma, que fue aceptada por los administradores concursales y posteriormente validada por el juez, al aprobar el plan de liquidación presentado en abril del pasado año.

Life Textiles ofreció 140.000 euros por la marca y los bienes de la empresa, al tiempo que garantizaba 145 de los 160 empleos. El pasado mes de enero se formalizó la adquisición.
De esta manera se han mantenido la mayor parte de los puestos de trabajo que la empresa tenía antes de entrar en concurso de acreedores.

La oferta de compra aceptada por los administradores concursales, ahora liquidadores, incluía como condición la necesidad de quedar libre de las cargas que aún arrastraba Moltó Reig por bienes hipotecados que formaban parte de la unidad productiva adquirida, así como deudas con Hacienda.

De esta forma, la histórica textil ha podido comenzar desde cero su nueva andadura bajo la nueva gestión.

La marca y la mayor parte del empleo se han salvado con la transmisión de la unidad productiva dentro del procedimiento concursal tras la entrada de Life Textiles.

Fuente: Valencia Plaza


LLÁMENOS