q
Nuestro asesoramiento jurídico financiero multidisciplinar a empresas y particulares permite superar un escenario de crisis económica salvaguardando la actividad empresarial y protegiendo el patrimonio.
SUSCRÍBASE A NUESTRA NEWSLETTER

El Instituto Andaluz de Tecnología no ha superado el concurso y busca transmitir su sede

La sede del Instituto Andaluz de Tecnología está a la venta con una valoración de 4 millones

Este centro de innovación, ubicado en la Isla de la Cartuja, no ha superado el concurso y está en liquidación

La sede del Instituto Andaluz de Tecnología (IAT) está buscando un comprador. Este centro de innovación, creado por los colegios de ingenieros para potenciar la innovación en el tejido productivo regional, entró en concurso de acreedores el pasado mes de abril con una deuda financiera de 3,6 millones de euros.

Aunque hubo un intento de buscar la viabilidad de esta fundación, finalmente ha sido imposible reflotarla y el administrador concursal ha iniciado el proceso de liquidación.

Para generar liquidez en el marco del procedimiento en la recientemente abierta fase de liquidación, se pretende alcanzar la venta del principal activo de la fundación: la sede en la Isla de la Cartuja, valorada en 4,3 millones de euros, y ubicada en la parcela del antiguo pabellón de Argelia. Cuenta con cuatro plantas más garaje, sumando casi tres mil metros cuadrados. La construcción de la sede de IAT comenzó en 1999 y se inauguró en 2001.

La fundación registró en 2013 unos ingresos de 11 millones de euros, un año en el que tenía unos fondos propios de seis millones y una plantilla de 133 profesionales. Sin embargo, la caída de la inversión pública provocó que desde aquel momento la situación se deteriorara lentamente hasta verse en la obligación de solicitar el concurso voluntario de acreedores el pasado mes de abril de 2017.

En 2015, tras acometer medidas de reestructuración como un ERE para más de veinte trabajadores, IAT ya incurrió en pérdidas por 1,8 millones de euros.

La ausencia de convocatorias públicas para incentivar la innovación en la empresa a través de organismos como IAT y los importes adeudados por la Junta de Andalucía en aquel momento a IAT aceleraron su insolvencia.

El plan de viabilidad para reconducir las cuentas de la fundación se basaba principalmente en reorientar la actividad comercial, reducir la estructura a 26 empleados, reestructurar la deuda con entidades financieras (3,6 millones) y obtener en paralelo nueva liquidez por valor de 1,4 millones.

Fuente: ABC Sevilla

 



LLÁMENOS