q
Nuestro asesoramiento jurídico financiero multidisciplinar a empresas y particulares permite superar un escenario de crisis económica salvaguardando la actividad empresarial y protegiendo el patrimonio.
SUSCRÍBASE A NUESTRA NEWSLETTER

Se abre la fase de liquidación de la textil Okeysi, a la espera de un comprador de su marca

La marca textil ‘low cost’ Okeysi se declaró el concurso de acreedores el pasado mes de octubre de 2017, con la vista puesta en el periodo de Navidad y de rebajas a la espera de una mejora en su capacidad de recaudación, propia de dichas fechas. Sin embargo, no lo ha conseguido por lo que se abre la fase de liquidación en el ánimo de encontrar un comprador de su marca o de la unidad productiva para dar así continuidad a la actividad empresarial.

Ha sido la propia compañía Okeysi la que ha solicitado al juez Francisco Javier Vaquer Martín, del Juzgado de lo Mercantil Nº6 de Madrid, la apertura de la fase de liquidación para buscar comprador que mantenga con vida la marca de moda de bajo coste.

Se procede así a salir al mercado tras la imposibilidad de mantener continuidad de la sociedad una vez examinados los resultados de las ventas en las campañas de Navidad 2017 y rebajas de invierno.

La caída de las ventas en el sector retail ha sido generalizada y, en concreto, en la concursada que se resiente en mayor medida, al carecer de reservas de tesorería, lo que hace inviable adquirir nuevos compromisos y nuevas líneas de crédito para afrontar la nueva campaña de primavera-verano 2018.

Con este escenario, Okeysi pone a la venta su marca, explican, “tal como pasó en el caso de la cadena textil Blanco, cuando en 2016 un grupo compró la marca e intentó su recuperación”.

La marca Blanco, finalmente, ha sido comprada por el empresario Jordi Hidalgo Palomares y ha abierto varios puntos de venta, entre ellos uno en un centro comercial de San Javier (Murcia).

Okeysi intentó reflotar su actividad con el cierre de varios centros de negocio con los que no obtenían beneficios y con una política de contención del gasto.
Pero, a tenor de los acontecimientos, la previsión no se ha cumplido. No sólo no se han mantenido las ventas de los años anteriores, sino que han bajado drásticamente.

Lo que ha resultado que todas las tiendas arrojen pérdidas que las “hacen insostenibles y se vea abocada a la liquidación.

 

Fuente: OkDiario


LLÁMENOS