q
Nuestro asesoramiento jurídico financiero multidisciplinar a empresas y particulares permite superar un escenario de crisis económica salvaguardando la actividad empresarial y protegiendo el patrimonio.
SUSCRÍBASE A NUESTRA NEWSLETTER

Solicitada la calificación culpable del administrador de Gealbegolf, en concurso de acreedores

La Fiscalía y la administración concursal de la exconcesionaria del campo de golf de Miño, Gealbegolf, consideran responsable de la quiebra de la sociedad a su administrador, Gerardo Luis Felipe Mosquera González.

Se solicita al juez del Juzgado Mercantil número 2 de A Coruña que condene al administrador de la empresa concursada a dos años de inhabilitación así como a la devolución de los más de 42.000 euros que, según afirman, gastó sin justificación a cargo de la empresa; y que se haga cargo del diez por ciento del déficit patrimonial que el juez considere provocado por su conducta.

Según la propuesta de calificación del concurso realizada por la administración concursal, a la que se ha adheridoel ministerio público, Gerardo Mosquera cometió graves irregularidades que llevaron a Gealbegolf a verse en la obligación de presentar concurso de acreedores en noviembre del año 2013.

Responsabilidad del Órgano de Administración

Entre las irregularidades de las que se haría responsable al administrador de la sociedad concursada para la solicitud de su calificación culpable, destacan las siguientes:

  • Contabilizó fuera de plazo una factura de 7.735,85 euros, lo que provocó un recargo por parte de la Agencia Tributaria.
  • En el año 2015 acumuló gastos sin justificar con la tarjeta de la empresa por valor de 9.771,13 euros .
  • Retiró 15.800 euros sin justificar de la caja de Gealbegolf.
  • Hizo pagos sin justificar en una cuenta corriente de socios que ascienden a 16.501 euros.
  • Retrasó de forma consciente la declaración del concurso de acreedores.
  • Calculó la masa activa de la sociedad por cien mil euros menos de su valor real.

Estas graves irregularidades detectadas por la administración concursal centran la motivación por la que la fiscalía, que en un primer momento había considerado el carácter fortuito del concurso, entiende ahora que ha de ser declarado culpable y responsabiliza a Gerardo Mosquera.

Además, a la hora de solicitar la condena, administración concursal y fiscalía consideran probado que hubo dolo o culpa grave en la actuación del ex responsable del campo de golf de Miño ya que entienden que las actuaciones irregulares del empresario fueron las que generaron la insolvencia de la sociedad.

Por su parte, la defensa de Gerardo Mosquera asegura que los gastos sin justificar de los que es acusado su representado se deben a adelantos de pagos, gasolina y dietas del administrador de la sociedad y que, además, no tienen una cuantía suficiente como para adulterar la contabilidad de Gealbegolf.

Asimismo, achaca la insolvencia de la sociedad a que la Tesorería General de la Seguridad Social le subrogó una deuda de casi 260.000 euros que arrastraba la anterior concesionaria del club de golf, Aymerich Golf Management.

El campo de golf de Miño

Fue construido por Fadesa en el año 2007. En ese momento cedió la gestión a Aymerich, que se hizo cargo hasta el 2012, cuando pasó la gestión a manos de Gealbegolf, que arrastró el citado déficit con la Seguridad Social de 260.000 euros.

Un año después esta empresa aplicó un expediente de regulación de empleo, previo a la entrada en concurso en noviembre de ese año.

Alcanzó inicialmente un convenio con sus acreedores, pero no pudo cumplir con los pagos acordados por lo que dos años más tarde entró en liquidación con una deuda total de 819.000 euros.

Tras la vista celebrada en el juzgado Mercantil número 2 de A Coruña, el juicio por la calificación del concurso quedó visto para sentencia.

 

Fuente: La Voz de Galicia


LLÁMENOS