El número de empresas en concurso de acreedores crece y se prevé que la tendencia se agrave

La economía española creció en 2022 en un 5,5%, pero el buen comportamiento de una cifra macroeconómica como el PIB no siempre alcanza a otras capas de la actividad, y muchas empresas siguen viéndose obligadas a dejar de prestar sus servicios o reestructurarse para seguir sobreviviendo. Eso implica, en ocasiones, su entrada en concurso de acreedores.

Según el Colegio General de Economistas, el número de insolvencias de las compañías aumentó un 26% en 2022, pasando de 7.265 en 2021 a 9.189 en el ejercicio 2022. Es decir, una de cada 370 empresas se vio afectada por un proceso concursal.

El informe advierte además del notable aumento del número de concursos de acreedores de personas físicas y autónomos que se han incrementado en un 111,38% en el tercer trimestre de 2023 con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

En este complejo escenario hay una excepción: las insolvencias de sociedades cayeron un 3,2%.

Si se comparan las cifras de los últimos tres meses del año 2023 con el mismo periodo de 2019, el año previo a la pandemia, el aumento de procesos concursales de personas naturales y autónomos fue del 328,15%; siendo de un 8,68% respecto a concursos de acreedores de sociedades.

España está muy por encima de los niveles anteriores a la pandemia, y el futuro más cercano no parece mejor.

El Atlas Concursal 2023 recoge un crecimiento del 20% en el número de insolvencias entre 2019 y 2023, y del 54% a cierre del próximo año, lo que de producirse significaría un agravamiento de la situación actual.

De enero a octubre de este año, 2023, los planes de reestructuración, medida alternativa que toman los empresarios para que siga sobreviviendo la compañía, se han dado principalmente en pymes. Se han aprobado 304 planes de reestructuración, de los cuales casi el 85% son de micropymes y pequeñas empresas.

En el lado positivo, pequeñas empresas han experimentado una notable disminución de los concursos de acreedores, pasando del 36% de aumento en el año 2005 al 7,5% en 2022. La tendencia también se refleja en medianas y grandes empresas, que han pasado del 14% al 1% de incremento. Hay que tener en cuenta que desde la crisis sanitaria y económica de 2020 hasta diciembre de 2022, estuvo en vigor la llamada «moratoria concursal». Esta medida habilitaba a las empresas a obviar la obligación de solicitar el concurso de acreedores en caso de insolvencia, permitiéndoles seguir operando a pesar de las tensiones de liquidez que pudieran atravesar, modificándose así la estadística real sobre la situación económica del tejido empresarial en España durante el mencionado periodo.

Datos sectoriales

Por sectores, el sector económico con un mayor número de insolvencias es el del comercio (con un total de 1.197 de concursos); en segundo lugar, se encuentra los servicios profesionales (que baja al segundo puesto con 859); cerrando el ranking se encuentra la industria con 837. El sector de la industria y energía registró 676 insolvencias y, por último, la hostelería, con 588 concurso de acreedores.

La situación de España en comparación con otros países europeos no es alarmante, pero sí que ha sido el país en el que más ha aumentado el número de concursos de acreedores en empresas desde 2019 a 2022, un 53,09%; solo por debajo de Reino Unido donde se ha visto un incremento de casi un 75%.

En términos absolutos, España refleja en el pasado año 2022 un número de empresas muy inferior al resto de países —5.248, frente a los 42.500 de Francia o a los 14.700 de Alemania— . El documento señala que respecto a 2019, España prevé un crecimiento de procedimientos concursales del 20% al cierre del 2023, y del 37% para 2025.

Por comunidades autónomas

En cuanto a la distribución territorial de los concursos, pese a la moratoria, las comunidades autónomas presentan un mayor incremento en 2022 respecto al ejercicio anterior. Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía (entre las cuatro cuentan con 6.844 concursos en 2022) concentran el 74% del total del país (9.189).

Desde el Colegio de Economistas afirman que hay que desglosar estos datos porque ciudades como Sevilla o Málaga, debido a su peso en la región, tienen muchas más compañías insolventes que Jaén.

Además, Cataluña también lidera la clasificación en cuanto a la comunidad autónoma que más concursos se produjeron en relación con el número de empresas (un 0,47%); seguido por la Comunidad Valenciana, con un 0,32%; y Madrid con un 0,31%.

Por otro lado, las regiones con menor porcentaje de concursos en relación al número de empresas son La Rioja, con un 0,10%; Extremadura, con un 0,07%; y Ceuta y Melilla, con un 0,05%.